Entidad no aplicó penalidades al contratista por retraso injustificado y calidad de ejecución de obra

La Contraloría General detectó irregularidades en la ejecución y supervisión de una obra de agua potable y saneamiento en el centro poblado Santa Elena de Virú, las cuales afectaron la finalidad pública de la obra y generaron pérdidas económicas para la Municipalidad Provincial de Virú por S/ 540 733,87. Seis funcionarios y servidores públicos tienen presunta responsabilidad penal y/o administrativa.

Según el Informe de Control Específico N.º 005-2021-2-0631-SCE, la entidad otorgó conformidad a valorizaciones y aprobó la liquidación de la obra sin advertir la inejecución de algunas partidas, la ejecución parcial de otras partidas y la ejecución de partidas al margen de lo establecido en las especificaciones técnicas, metrados, análisis de precios unitarios y planos del expediente técnico.

Asimismo, la entidad no aplicó al contratista las penalidades por el retraso injustificado de la obra, por la calidad de ejecución de obra y de los materiales. Además, dio conformidad y pagó por el servicio de consultoría de supervisión de la obra, pese a que el jefe de supervisión participó como residente en trece obras diferentes durante todo el periodo de vigencia del contrato de ejecución de la obra, lo cual contraviene la Ley 30225 – Ley de Contrataciones del Estado.

De acuerdo a la comisión de control, la falta de permanencia en la obra del jefe de supervisión ocasionó un control inadecuado de la obra, lo que conllevó a una serie de deficiencias técnicas y metrados no ejecutados.

Por todo lo expuesto, la Contraloría General recomienda que el procurador público especializado en delitos de corrupción inicie las acciones legales penales contra dos de los seis funcionarios y servidores públicos comprendidos en los hechos. Todos tienen responsabilidad administrativa.


DATO:
La obra fue adjudicada a un consorcio por el monto de S/ 1 802 857,60 bajo el sistema de contratación a precios unitarios y con un plazo de ejecución de 150 días calendario. Inició el 1 de febrero de 2018 y terminó el 1 de marzo de 2019.