Padres de familia del colegio parroquial La Inmaculada se unen a las denuncias que cientos vienen realizando a instituciones educativas, por no adoptar una reducción de pensiones. Esto debido al estado de emergencia por el que atraviesa el país.

El Ministerio de Educación instó a las instituciones privadas a brindar información a los padres sobre los costos fijos y variables que tienen por el servicio de educación. De esta forma, La Inmaculada emitió un comunicado con el detalle de dichos costos, haciendo una comparación entre educación presencial y a distancia.

Sin embargo, los padres de familia de dicha institución aseguran que los costos son exorbitantes. Según documento entregado, siguen designando dinero para el pago de servicios como agua y luz, amortización de equipos de cómputo, seguridad y vigilancia. Además, seguro de accidentes escolares, servicios de limpieza, gastos de combustible, publicidad y merchandising institucional y otros.

Del mismo modo, La Inmaculada informó las fechas de pagos y de no cumplir con los pagos, esta adoptará medidas legales. Algunas de ellas son el retener certificados de estudio, negarse a aceptar al estudiante para el siguiente año 2021, informar a las centrales de riesgo de tener deudas pendientes.

Finalmente, los padres hacen un llamado a la institución a sincerar los costos frente a la crisis sanitaria y piden plazos. Según cronograma ya deben realizar los pagos de marzo y abril, vencidos en fechas 30 y 31, respectivamente.