Equipados con mantas y sillas, muchos ciudadanos hicieron largas colas la madrugada de hoy para poder ingresar a las entidades bancarias ubicadas en el centro histórico de Trujillo.

La gran concurrencia de personas se debe en su mayoría al cobro de los bonos otorgados por el gobierno para que las familias más humildes puedan afrontar la cuarentena.

Debido al gran número personas que esperaban ser atendidas, algunos optaron por llevar pequeñas sillas y mantas consigo para que la espera sea menos pesada.

Asimismo, agentes de Defensa Civil vigilaron la cola y pintaron círculos en las veredas y pista para hacer respetar el metro de distancia entre personas y que todo el proceso se realice de manera adecuada sin tanta aglomeración de personas.