Después de un concierto de fallas en el ataque, Mohamed Salah y Sadio Mané liquidaron la serie con sendas anotaciones.

Por: Gustavo Polo Jiménez.

Se puede decir que la mala fortuna fue el mayor impedimento que tuvieron «Los reds». Por ejemplo, cuando Mané mandó su remate al cielo, al tener todo el arco para él y acompañado de jugadas mordidas con Salah.

Además, algo destacable fueron las apariciones del correcto arquero Allison Becker que falla poco o nada, y ayer estuvo preciso ante las llegadas de un Leipzig que no gozó de superioridad.

Por otro lado, el que se encargó de abrir el marcador fue Mohammed Salah, tras recibir un pase de Jota en un 3 vs 2 que se convirtió en un 1 vs 1 que le permitió acomodar su pierna izquierda y rematar al palo derecho con categoría.

Solo 3 minutos después, Origi por banda derecha alzó la cabeza y vió a Mané que venía acompañado de una marca floja del Leipzig, por lo que aprovecho la «viveza» del senegalés, quien solo tuvo que empujar el balón para sellar el 2-0.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

Así, Liverpool logró su pase a los 4tos de la Champions League, lo que se viene en esta temporada, cada vez es más prometedor.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.