Hijo de alcaldesa de Chepén, Francis Paúl Abanto Cubas, alias «Gokú» tiene orden de captura y prisión preventiva de 9 meses dictada por el juez de Investigación Preparatoria de la Provincia de Chepén, Wilson Manayalle Sánchez. Esta decisión se toma a causa de los acontecimientos del 4 de junio, en donde tres hombres intervenidos en posesión de 75 municiones de fusil AKM y un armamento de guerra de largo alcance, declaran tener relación amical y laboral con Paúl Abanto a quien ellos suelen llamar  «Gokú».

Los involucrados son identificados como Gian Carlos Cayetano Cabrera (24), Alex Joel Salazar Quispe (27) y Wilder Alberto Fabián Varas (24). Todos ellos provenientes de La Rinconada, La Esperanza y Alto Moche, respectivamente. Se afirma que son parte de la banda criminal “Los Chacales de Trujillo”, además se les atribuye los delitos de fabricación, comercialización, uso o porte de armas y/o municiones, así como presunto delito contra la paz y seguridad pública en la modalidad de banda criminal.

Para capturarlos se contó con 14 efectivos policiales de la comisaría de Chepén, la Bio Digemin Trujillo y División Investigaciones intervinieron el Hostal Taboo, ubicado en el N° 289 de la avenida Manuel Seoane. Asimismo, fuentes cercanas rindieron declaraciones que no solo comprometieron a Paúl Abanto, sino también a su madre, la alcaldesa María del Carmen Cubas Cáceres.

Además,  contó que conoce a la alcadesa de Chepén como a su hijo, ya que son vecinos. Por lo que asegura que días antes de la intervención, Paúl Abanto llegó con los 3 sujetos al hostal. “Él guarda el carro y los trajo a pie. Él los trajo”, afirma y reafirma que, incluso la alcaldesa llamó para decirle, “Pepe te voy a traer a gente que viene de Lima”. “Un flaquito de moto roja”, así se refirió Hernández a personal de la municipalidad de Chepén que llevaba comida a los invitados de Abanto.

Hernández cree que los individuos cuidaban a Paúl Abanto, pues cuando pidió el alojamiento le comentó que iba a hacer una obra en la avenida y que estaba siendo extorsionado. Recordó que Abanto le dijo: “Mira Pepe, yo a fin de mes te voy a pagar pero, mes cumplido”. Y que él se negó, y después accedió con la finalidad que le diera trabajo a su hermano en la obra de la avenida que antes le había comentado.

Se encontró en la cochera del hostal una camioneta BWV – X6 de placa B6C 163, la cual tiene un precio que bordea los 100 mil dólares. Durante la intervención, policías vieron que Hernández sacó algo del transporte antes mencionado, sin embargo, él niega ese hecho y declara haber llamado a Abanto para que le mande la llave del vehículo y así este no sufra la ruptura de una de sus ventanas. La alcaldesa, María del Carmen Cubas Cáceres, fue vista trasladándose en dicha camioneta en el mes de marzo, cuando hizo el reparto de mascarillas a la población.