Tras más de siete horas de apagón global, los tres servicios empezaban a recuperarse lentamente y de manera desigual.

Facebook, Instagram y WhatsApp han sufrido este lunes la peor caída total de su historia reciente, que afecta a sus servicios de forma global, según ha reconocido la compañía en varios mensajes en la red social Twitter. Al contrario que en otras ocasiones, esta vez el servicio ha estado completamente inaccesible. Poco antes de la medianoche, hora peninsular española, los tres servicios empezaban aparentemente a recuperarse, lentamente y de manera desigual.

De momento Facebook, propietaria también de Instagram y WhatsApp, no ha dado ninguna explicación oficial sobre qué ha causado el problema. El jefe tecnológico de la compañía, Mike Schroepfer, dijo cerca de las 22h, hora peninsular española, más de 4 horas después del inicio de la caída que la compañía “experimentaba problemas de red” y que “sus equipos están trabajando tan rápido como es posible” para restaurar el servicio.

A falta de mayores detalles, expertos externos a Facebook que analizan el tráfico de internet creen que el fallo se debe a problemas del sistema de asignación de dominios (DNS), también conocido como “listín telefónico de internet”: es lo que traduce el nombre que escribimos en el navegador a una dirección de números donde está el servidor en este caso de Facebook. Aunque el problema no es únicamente que el tráfico no sabe a qué dirección ir porque no tiene acceso al DNS, sino que tampoco sabe qué camino tomar hacia allí.

No es solo por tanto que hayan borrado el destino, sino que habrían quemado el mapa. Esa ruta de navegación está gestionada por un oscuro protocolo llamado BGP (Border Gateway Protocol o “puerta de enlace frontera”), cuyos detalles de funcionamiento son a menudo desconocidos incluso para informáticos era este lunes objeto de vivo debate entre ingenieros.

La complejidad de este aparente problema, quizá causado por un error humano aunque desde fuera es difícil descartar otras hipótesis, hace que los expertos vean posible el tiempo tan largo que Facebook se está tomando para arreglarlo. El reto puede conllevar visitas a centros de datos de la compañía. El New York Times informa que ni siquiera en Facebook tienen completamente definido el origen central del problema ni su solución. La caída además afecta a toda la compañía, desde herramientas de comunicación internas a los pases electrónicos para entrar en salas. Adam Mosseri, jefe de Instagram, ha equiparado en Twitter la actividad en la empresa a “un día de nevada”.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

Fuente: El País de España

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *