Un operativo desbarató esta ilícita actividad que exponía a menores a cualquier tipo de peligro

En un operativo realizado por agentes de la Sección de Trata de Personas, se intervino a dos mujeres que utilizaban a sus menores hermanos y sobrinos para que se dediquen a venden pan en los semáforos de las principales calles de Trujillo.

El operativo se realizó en la intersección de las avenidas Túpac Amaru y Tahuantinsuyo, en el distrito de La Esperanza alrededor de las 6:00 p.m. Martha Estefani Soles Iparraguirre (21) con el alias de «Mamá Martha» y Selene Kasandra Gil Soles (24), alias “Tía Selene” fueron capturadas cuando explotaban a cuatro menores en las calles.

Además «Tía Selene» fue intervenida con un bebé en brazos, exponiendo a los menores y mandándolos a vender sin medir el peligro al que estaban expuestos.

Este ilícito negocio recauda alrededor de 25 soles por día que eran entregados a una tercera persona que tiene como alias «Tío Marco». Esta persona les mentía diciendo que guardaría el dinero para que después se puedan comprar ropa y juguetes, argumento que no era cierto.

Lamentablemente a diario se ven muchos niños vendiendo caramelos u otros productos en las calles de Trujillo y creemos que la necesidad hace que no encuentren otra salida. Sin embargo, detrás de toda esa actividad, existe una mafia que se dedica a explotarlos para llenarse los bolsillos.