La Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), a través de la Subgerencia de Defensa Civil, clausuró por 30 días cuatro depósitos clandestinos que eran utilizados como almacenes para mercadería de vendedores ambulantes.

En la inspección, el personal de Defensa Civil corroboró que estos locales almacenaban gran cantidad de mercadería inflamable como ropa, zapatos y hasta cocinas portátiles, los cuales estaban guardados en pésimas condiciones de seguridad.

Fueron Tres depósitos se ubican en el pasaje El tunante (urbanización Palermo), mientras que un cuarto está situado en la cuadra 3 de la calle José Galvez, en el Barrio Chicago. Seguridad Ciudadana apoyó en la diligencia municipal.


Entre las observaciones hechas por los inspectores ediles, se verificó que ningún establecimiento tenía extintores, ni contaban con señaléticas. Asimismo, se hallaron cables eléctricos expuestos y, sobre todo, ninguno de los dueños de los depósitos había obtenido permisos municipales, motivo por el cual se los clausuró por 30 días.


“El objetivo es que los ambulantes tomen conciencia y, en lugar de alquilar locales para almacenar y trabajar en la calle, puedan adecuar los locales para que puedan ahí expender sus productos”, expresó el subgerente de Defensa Civil, ing. Wilson Rodríguez Abanto.


En el operativo también se cerró una quinto local. Se trata de una galería donde se constató que estaban obstruyendo los extintores con su mercadería y porque no contaban con el certificado ITSE.