La Policía intervino a 25 jóvenes que se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas durante el toque de queda.

La Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) clausuró temporalmente el local nocturno «Pez On» por incumplir las medidas de seguridad. Además, en el operativo, los efectivos policiales intervinieron a 25 jóvenes que se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas durante el toque de queda.

El cierre temporal consiste por 30 días. El personal edil detectó que el tablero eléctrico estaba obstaculizado y las luces de emergencias, inoperativas. La subgerencia de Licencias sancionó a este local por operar con un giro distinto al de su licencia de funcionamiento. El permiso se otorgó como restaurante y no como discoteca.

Pese a que, según el municipio, el establecimiento cuenta con el Certificado de Inspección Técnica de Seguridad en Edificaciones (ITSE), se procedió con la clausura por incumplir con las medidas de seguridad.

En tanto, el personal policial intervino a 25 personas que estuvieron reunidas en ese local por infringir la restricción de libre tránsito durante el toque de queda.