Además, se cerraron tres restaurantes en la avenida 28 de Julio porque no tenían el certificado de Defensa Civil.

Ante las constantes quejas de los vecinos de la urbanización Natasha Alta, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) intervino un coliseo de gallos en este sector y lo clausuró por 45 días hábiles. La multa asciende al 70% de una UIT, luego de verificar las pésimas condiciones de higiene en la que estaba funcionando.

Los fiscalizadores de la Subgerencia de Salud de la comuna trujillana encontraron los servicios higiénicos y todos los ambientes sucios; incluso, permitían el ingreso de sus clientes sin cumplir los protocolos de bioseguridad. En el local se encontró a los clientes bebiendo licor y gran cantidad de cajas de cerveza.

Mientras que la Subgerencia de Defensa Civil clausuró por 30 días los restaurantes Cocoliso, Fonseca y El Chino, ubicados en la avenida 28 de Julio, debido a que no contaban con el certificado de Inspección Técnica de Seguridad en Edificaciones (ITSE), siendo obligatorio contar con este documento para poder atender al público.

“El local que estamos interviniendo está con el certificado vencido. Nosotros le hemos hecho las recomendaciones necesarias para que el día lunes empiece a hacer su trámite y depende del administrador que realice este procedimiento y pueda reabrir su negocio en unos días”, explicó el subgerente de Defensa Civil, Wilson Rodríguez Abanto.

En el operativo también participó el personal de IRAM, la Gerencia de Desarrollo Económico Local, la Subgerencia de Turismo y la Subgerencia de Licencias, siendo estos últimos quienes infraccionaron a la gallera por atender con giro distinto al autorizado.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.