Los Malditos de Wichanzao pedían a la dueña de una tienda de abarrotes la suma de 30.000 soles.

Dos integrantes de una banda de extorsionadores de nombre «Los Malditos de Wichanzao», fueron capturados luego de recoger un cupo extorsivo que le venían exigiendo a la dueña de una tienda de abarrotes para no atentar contra su vida y la de sus familiares.

Según la denuncia policial, la agraviada llegó hasta la delegación policial de San Andrés de Trujillo para informar a los agentes policiales de la Sección de Secuestros y Extorsiones sobre las amenazas que viene recibiendo.

Los delincuentes desconocidos dejaron en su vivienda un artefacto explosivo y una carta amenazante para pedirle 30.000 soles para no matarla.

Los policías que llegaron al lugar de la abraviada señalaron que tras tocar la puerta salió una mujer identificada como Laly Karin Alfaro Mercado de 38 años, quien recibió la bolsa con dinero y entregó a cambio documentos, un autorradio y una llave de vehículo menor de placa 5419-IB de propiedad del detenido.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *