El embarazo es uno de los grandes milagros de la naturaleza; sin embargo, este proceso presenta diferentes síntomas que causan dolor e incomodidad a las mujeres. Los síntomas más conocidos son las náuseas y vómitos, los cuales se presentan en las 20 primeras semanas de acuerdo a lo afirmado por el Instituto Nacional de Gestación Sanitaria – Ceuta.

Además, este estudio nos dice que el 70% de gestantes sufren acidez estomacal y el estreñimiento también se presenta en las últimas semanas. Estas consecuencias del embarazo se le suman posibles hemorroides, edemas, varices, dolor lumbar, manchas en la piel y más.

Según estos estudios, vemos que el estómago es uno de los órganos más afectado durante la etapa de embarazo. Para evitar o disminuir estos síntomas, se debe recurrir a una alimentación más saludable e ingerir porciones pequeñas de manera frecuente.