Este mes no fue lo mejor para Perú y la triple no pasa desapercibida. Además de los resultados, preocupan los rendimientos de algunos futbolistas.

Pasa en Perú y en todo el mundo. Cuando juega la selección de tu país, los panoramas por ganar, ver que el equipo sobrevive en la franja y con posibilidades de encasillar a un mundial, piensas que el entrenador va a leer tu comentario en Facebook y hacer lo que, supuestamente, tú y ‘todo el mundo’ pide.

Los hinchan olvidan rápido. No se acuerdan cuando Gareca apostó por Gallese para el Argentina vs. Perú en La Bombonera cuando se acaba de recuperar de una lesión: la rompió. Empatamos 0-0 y sumamos un lugar importantísimo para asistir a Rusia. No se acuerdan cuando Gareca se la jugó por Ramos y Rodríguez (para sentar a Zambrano y Ascues), que fue últimamente la dupla de centrales titular del Mundial pasado.

No se acuerdan cuando sentó a Luis Advíncula para darle espacio a un Aldo Corzo en el que nada creía y que se terminó convirtiendo en el (único) eventual de ‘Lucho’ u alternativa para titular en partidos cerrados donde el ecuánime era esmerarse en defensa. Fue Gareca -por si no lo recuerdan- quien hizo sentar de cabecera a Christian Cueva, hoy uno de los mejores en Perú.

Anderson Santamaría

Se equivocó en los tres partidos y en dos de ellos sus errores nos pasaron factura. Ante Uruguay, que nos empataron en 5 minutos un partido que podríamos haber ganado y jugado ligeramente mejor y contra Brasil, que fue protagonista de los dos goles.

Luis Advíncula

Los jugadores, como los equipos, también pasan por malas rachas. Como en el caso de Luis Advíncula, que sigue siendo el futbolista veloz que sorprende al mundo, pero ha perdido por un tiempo, lo que una vez lo convirtió en un lateral derecho de alto nivel: precisión, concentración y seguridad.

Yoshimar Yotún

Cuando Yotún juega bien, el Perú lo celebra y juega bien ante todos. Cuando está mal, el país no funciona y es el hazme reír. Así de importante es el zurdo en la alineación titular del entrenador Ricardo Gareca.

Yoshimar es el motorcito de nuestro equipo, cuando sus pases son filtrados, esos que causan daños a las defensas, son precisamente exactos y así Perú sabe llegar con peligro al arco rival.