Contraloría advierte que saneamiento físico legal de terrenos no termina pese a haber transcurrido más de cinco años. Demora en entrega de terrenos continúa retrasando el reinicio de nuevas obras de Chavimochic III Etapa

La Contraloría General de la República (CGR) advirtió que el Gobierno Regional de La Libertad (GRLL) no ha culminado con el saneamiento físico legal de los terrenos necesarios para la ejecución de la tercera etapa del Proyecto Especial Chavimochic. Además, no se ha terminado con la liberación de interferencias para los trabajos del Canal Madre Moche Chicama-Urricape, pese a que han transcurrido más de 5 años. Esta inacción de la entidad, la misma que se encuentra bajo la lupa del organismo contralor, afecta el desarrollo agrícola de la zona.

La falta de entrega de terrenos por parte del GRLL ha permitido que la compañía paralice las acciones el 9 de diciembre del 2016. Desde esa fecha, la entidad regional no ha podido avanzar con lo requerido pese a que la inversión referencial alcanza los US$ 715 447 020. Se recuerda que la III Etapa del proyecto Chavimochic consiste en el diseño, construcción, operación y mantenimiento de obras hidráulicas, la misma que se suscribió el 9 de mayo del 2014.

Cabe señalar que el 23 de julio de 2020, se suscribió el “Convenio entre el Gobierno Regional La Libertad y el Ministerio de Agricultura y Riego” en el marco del Decreto de Urgencia N° 021-2020, con el objetivo de transferir la titularidad del proyecto Chavimochic III Etapa a favor del ministerio, para que asuma todas las obligaciones del concedente establecidas en el contrato de concesión. En ese sentido, en mayo del presente año, el concesionario entregó al ahora Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), la renovación de la Garantía de Fiel Cumplimiento del Contrato de Concesión, documento en el cual lo reconoce como Concedente del referido contrato.

Según el Informe de Hito de Control Concurrente N° 17496—2021-CG/APP-SCC, la Comisión de Control evidenció que el concedente entregó parcialmente al concesionario, los terrenos correspondientes a las áreas para la ejecución de las obras iniciales de la primera fase, según lo señalado en las Actas de Entrega Parcial N° 1 y 2. Tampoco se ha remitido documentación por parte del concedente, que evidencie que a la fecha se haya realizado la entrega de los terrenos restantes.

De igual forma, respecto a las áreas donde se ejecutarán las obras de la segunda fase, en la información proporcionada por el GRLL no se evidencia la entrega de dichas áreas al concesionario en el plazo establecido en el contrato de concesión ni en los plazos ampliados mediante Actas de Acuerdo.

En ese sentido, el informe establece que aun cuando el plazo máximo contractual que tenía el concedente para la entrega de terrenos para ejecutar la primera y segunda etapa, venció el 4 de noviembre de 2014, ambas partes continuaron ampliando el plazo para dicha entrega mediante tres Actas de Acuerdo, siendo la última fecha máxima acordada el 9 de setiembre de 2016, la cual tampoco se cumplió.

Verificación de terrenos

Con la finalidad de verificar el estado actual de liberación de los terrenos pendientes de entrega al concesionario, la Comisión de Control solicitó información al Proyecto Especial Chavimochic (PECH), el cual identificó 154 predios en el área de ejecución de obras de la parte restante de la primera fase y de las obras de la segunda fase, que pertenecen a las áreas donde se deberá ejecutar el Canal Madre Moche Chicama – Urricape y que se encuentran pendientes de entrega al concesionario.

De ese total, 144 predios se encuentran en propiedad del PECH pero no han sido entregados por problemas de interferencias y diez se encuentran en proceso de adquisición, es decir, aún no son de propiedad del PECH. Respecto a los predios en proceso de adquisición se identificó que tres se encuentran en etapa de identificación, dos están en proceso de inscripción registral de la adquisición, otros dos en proceso de inscripción de expropiación ante la Sunarp y tres están judicializados con una empresa agrícola.

Adicionalmente, el servicio de control realizado al proyecto Chavimochic permitió revelar la identificación de 957 interferencias en las áreas que deben ser entregadas al concesionario, siendo que éste se niega a recibir los terrenos con dicha particularidad, exigiendo al concedente asumir el íntegro de los costos necesarios para entregar los terrenos sin interferencias.

Esta controversia existente entre ambas partes ha sido incluida en el arbitraje iniciado por el concesionario por la falta de entrega del control del proyecto por parte del concedente, proceso que continúa a la fecha y que se encuentra en etapa de alegatos, siendo que el laudo arbitral resultante definirá si el Estado peruano ha incumplido con su obligación de realizar la entrega de control del proyecto (lo cual incluye la entrega de terrenos libres de cualquier tipo de afectación) establecida en el contrato de concesión y las consecuencias legales que de ellos se deriven.