La directora y fundadora del proyecto ‘Biblioteca de la confianza’, Josefina Jiménez Palacios, manifestó la necesidad de crear bibliotecas en zonas vulnerables con baja o nula conectividad. Que el vínculo con los libros se promueva desde el núcleo familiar; diseñando políticas enfocadas en la primera infancia en las que se tome en cuenta la promoción de la lectura. Así como también la inversión en implementación de bibliotecas públicas comunitarias.

“Leer es una experiencia que estimula el desarrollo de diversas áreas cognitivas y para eso el formato físico del libro es esencial. En muchas instituciones educativas estatales el espacio destinado a la biblioteca se usa como almacén porque los mismos directivos asumen que a los estudiantes no les gusta leer”, alertó la gestora cultural peruana.

Biblioteca de Confianza

El proyecto ‘Biblioteca de la confianza’, fundado por Josefina Jiménez Palacios, surgió durante el inicio de la cuarentena en el Perú como una alternativa de fomento de la cultura a través de préstamos de libros desde un módulo vecinal. Inicialmente instaló una caja de frutas en la puerta de su casa y llamó la atención de los medios de comunicación. En el mes de junio el proyecto se triplicó y actualmente cuenta con una red de 30 bibliotecas de la confianza, con presencia en Lima, Arequipa, Cusco, Apurímac, Puno, Lambayeque y San Martín.

“Actualmente, creo que la implementación física de bibliotecas tiene mucho más valor cuando se realiza en alguna zona en la que la conectividad es baja; o en las que incluso no cuentan con servicios básicos. Por eso vamos a escalar el proyecto agregando algunos recursos digitales en algunos de nuestros puntos de lectura; y priorizaremos el envío de libros a zonas vulnerables y rurales. Por eso hacemos un llamado a la empresa privada porque invertir en libros es invertir en progreso y garantiza la igualdad de oportunidades”, detalló Josefina Jiménez Palacios, quien se define como una arteducadora que innova en el concepto de biblioteca.

Para ella, leer proporciona la posibilidad de explorar otros mundos. “Si no es un hábito o una práctica frecuente es porque quizá no hayamos encontrado al libro adecuado para nosotros, por eso hay que seguir buscando, lo importante es no perder la curiosidad”, mencionó Jiménez Palacios.

Fondos para libros

Cabe señalar que recientemente el Estado Peruano anunció la destinación de fondos por 16 millones de soles para la compra de libros para 447 bibliotecas municipales de todo el país. Al respecto, Josefina Jiménez Palacios comentó que es importante supervisar esa adquisición y hacer una curaduría adecuada de títulos.

“Y sobre todo, hacer que estos recursos lleguen a zonas rurales o en las que no hay conectividad, o si es que hay, no hay dinero para comprar datos. Respetar también la diversidad cultural y fomentar la literatura en lenguas indígenas. Tengamos en claro que una biblioteca fomenta el aprendizaje autónomo de las personas», señaló la fundadora de ‘Biblioteca de la confianza’, quien también agregó que durante muchos años se le ha encomendado a las instituciones educativas la tarea de formar lectores cuando es una actividad  que debería realizarse en casa. Para  más información, puede visitar: https://www.facebook.com/BibliotecaDeLaConfianza.