Escritor nacional presentó la reedición de su novela “Abril rojo” este fin de semana en Trujillo.

Abril Rojo vuelve a la palestra después de 15 años, novela que consagró al escritor nacional Santiago Roncagliolo, quien se encuentra en una gira por todo el país lanzando la reedición de este libro. El autor en esta obra aborda la última etapa del pasado sangriento y aterrador de la historia del Perú, marcada por una fuerte presencia de la ideología terrorista de Sendero Luminoso y bajo un contexto de un gobierno en el que la corrupción, el hambre y un sinfín de incidentes eran parte del día a día.

El libro

«Esta novela salió hace 15 años, pero que en esta oportunidad la estamos llevando a un público nuevo, un público joven que no vivió toda la historia de violencia de nuestro país». Roncagliolo señala que está aprendiendo la manera de cómo los jóvenes leen esta novela y cómo para ellos es una forma de conocer su pasado. Esta obra narra perfectamente lo que sucede en estos días, «habla sobre un sistema político que se derrumba y que es devorado por los extremos, y que se pone cada día más violento».

Literatura y política

«No siempre escribo sobre política, pero si me interesan los temas tabúes y la política en Latinoamérica está llena de esos temas, llena de misterio y de horror, entonces recurro a esa fuente para escribir sobre la oscuridad humana». El autor señala que su crecimiento estuvo marcado por la violencia y quiso que estuviera presente en sus libros». 

¿Cómo escribir sobre Ayacucho sin ser ayacuchano?

«La mejor manera de resolver este problema era tener un protagonista que naciera en Ayacucho, pero que creció en Lima y volvió a esa ciudad, para descubrir quien es él y su origen». El fiscal Chacaltana trata de comprender su origen, pero llega con ese pensamiento citadino.

País sin identidad

«Diría que en este país existe una guerra entre sus dos identidades, no entendemos que somos la mezcla entre muchas cosas, nuestra identidad es compleja, es por eso que es muy difícil de entender». El escritor nacional acota que la lectura de libros y la educación pueden ayudar a comprender quienes somos y generar identidad en nuestro país. 

Ceguera social

El autor comenta que muchas veces le decían «nos llaman terrucos por ser ayacuchanos, por llevar el traje y el sombrero típico», situación que para él implica una gran ceguera desde la capital, porque «Ayacucho no es el lugar del que salieron los terroristas, esta ciudad fue la que más sufrió al terrorismo; y olvidar esto y señalar que solo Lima lo sufrió, no es una manera de entender lo que nos pasa», añadió.

Zonas de conflicto

«Al fiscal Chacaltana lo mandaron a Ayacucho, como castigo, a estas zonas de emergencia nunca enviaban a los mejores elementos, sino a los peores». Roncagliolo comenta que este es un aspecto que forma parte del problema en esta zona del país.

Suicidio social inminente

«El mundo se está asalvajando, se está polarizando y cada vez hay más dificultades para entender al que piensa diferente, yo creo que es un suicidio social, es decir, entender al que piensa diferente es la manera de mejorar como sociedad». El escritor señala que en su obra describe que había dos bandos que desangraban al país y exhorta a entender que debemos ponernos de acuerdo para convivir.

Política actual

Los ciudadanos deben entender que ellos también son parte de este problema, porque justamente, ellos nos han llevado a esta situación y que no solo la clase política. «Somos los peruanos los que hemos creado este desastre, esto es puramente democrático y si no lo entendemos, vamos a seguir cambiando de presidente cada mes». Añade que el fiscal Chacaltana diría que la situación actual del país no es culpa de un señor, es culpa de todos nosotros.

«Los políticos te pueden decir que leer da alzheimer o que la culpa de la situación del país la tiene Netflix», Roncagliolo sostiene que nuestro problema es educativo, dejando de lado si es derecha o izquierda, esa situación se resuelve leyendo, «es muy importante llevar los libros y el conocimiento a la gente para generar reflexión», concluyó.

DATOS:

Sobren el autor

Ha vivido en diversos países, laboró como guionista, traductor y periodista. Actualmente, colabora con diversos medios latinoamericanos y con El País. Es considerado una de las voces más reconocidas de la narrativa hispanoamericana. 

Obra premiada:

Esta destacada novela nacional ganó la novena edición del Premio “Alfaguara” el año 2006, en Madrid, España; destacando sobre 510 manuscritos, de los que 141 provenían de España y 369 de América Latina.

Escribe: ANGEL MARTÍN CABALLERO SANTILLÁN