Se trata de Guzmán Oswaldo Alva Polo, quien pesa en su contra una acusación por el presunto delito de homicidio culposo. Además de una paralización de labores mineras ilegales por parte de la Gerencia Regional de Energía y Minas (GREM).

Algo huele mal en el Poder Judicial de Huamachuco. El Primer Juzgado Civil de Huamachuco pidió a la comuna de Sánchez Carrión que reconozca a Guzmán Oswaldo Alva Polo como agente municipal del caserío de Shiracmaca, pese a tener en su contra una acusación por el presunto delito de homicidio culposo. Además, de una paralización de actividades mineras ilegales por parte de la Gerencia Regional de Energía y Minas (GREM).

En consecuencia, el Comité Provincial de Seguridad Ciudadana (Coprosec) considera que Alva no puede ser «ni juez ni parte» por se desarrolla la minería ilegal. «Consideramos que la mencionada Resolución atenta contra la autonomía de la Municipalidad Provincial de Sánchez Carrión (MPSC), reconocida por la Constitución Política del Perú (CPP) y por la Ley Orgánica de Municipalidades», reza el comunicado.

Se suma que el Ministerio Público inició el requerimiento de acusación contra Alva Polo por presuntamente incurrir en el delito de homicidio culposo en agravio de quienes en vida fueron: César Santiago Contreras Tandaypan, Orlando Francisco Valderrama Victorio, Isaías Joel Vásquez Serín y Jhonatan Liber Tumbajulca Anticona. Por ende, piden a la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) investigar al Juzgado para determinar las razones qué lo llevaron a expedir dicha resolución judicial.

Firmaron el pronunciamiento el alcalde de Sánchez Carrión, el comisario de la PNP y el director de la Unidad de Gestión Educativa Local (Ugel). Además del titular de la Red de Salud, el representante del Centro de Emergencia Mujer (CEM), Ministerio Público y juntas vecinales.

Fiscalía abre investigación contra Alva y Reyes

Se precisa que en el 2019, un total de 8 personas fallecieron en una bocamina artesanal por «inhalar gases tóxicos». La voladura efectuada en la parte superior por la Minera Gold Perú S.A.C. impidió que los mineros ingresaran a trabajar. Eso permitió que se trasladaran a un socavón muriendo que pertenecería a la empresa Reyes Minig. «Su primera intención fue ingresar por otro socavón, pero como este se encontraba cerrado por un derrumbe, decidieron ir por otra bocamina», precisaron.

Por estas muertes, el Ministerio Público inició una investigación contra Guzmán Oswaldo Alva Polo y Luis Miguel Reyes Ríos. Ambos por el presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de homicidio culposo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.