El proyecto tiene una inversión de S/ 30 millones, tanto el puente alterno como el definitivo.

El gobernador regional, Manuel Llempén supervisó la obra de construcción del puente alterno de Moche, el cual tiene un 90 % de avance y empezaría a funcionar a partir del 15 de marzo para desviar el tránsito mientras se empieza con la construcción del puente definitivo.

El puente alterno de Moche se construye a una distancia de 50 metros del actual puente ubicado en la Panamericana Sur. En este punto también estuvieron representantes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones y la gerente regional de Transportes y Comunicaciones.

“La empresa encargada del proyecto me ha indicado que el 15 de marzo se entrega el puente alterno y de inmediato empezarán con la instalación del puente definitivo. Lo que hace falta en el puente alterno es básicamente solucionar con Hidrandina unas interferencias y hacer el afirmado de la vía que lleva a la carretera Panamericana Sur”, dijo la autoridad regional.

El gobernador regional de La Libertad también adelantó que el puente definitivo será una estructura metálica con arco, de 12 metros de largo, y que, de empezar en la quincena de marzo, se estaría culminando a fines de octubre de este año.

Cabe resaltar, el antiguo puente Moche presenta serios daños en su estructura y representaba un riesgo para los vehículos que transitan todos los días por ese punto. Se teme que en una crecida de río o un movimiento telúrico se pueda venir abajo.