Fotografía: La Industria

La plaza de armas de Trujillo fue escenario de una nueva protesta. En esta ocasión, dueños de gimnasios se reunieron para exigir a las autoridades, la reapertura de sus negocios.

Ellos exigen al gobierno que puedan reabrir este tipo de negocios ya que cuentan con un protocolo de bioseguridad para que puedan laborar con normalidad. Al menos 180 gimnasios serían los perjudicados durante la pandemia del nuevo coronavirus(COVID-19).

«Nosotros queremos abrir los gimnasios para poder apoyar a la gente y darle salud», fueron las palabras de un profesor de gimnasio.

Desde marzo, mes en que se inició la cuarentena en el país, los gimnasios fueron cerrados en todo el territorio peruano. Además, se calcula que el 30 % de estos negocios ya han cerrado definitivamente.