El juez de Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, Juan Carlos Checkley, dictó siete días de detención preliminar contra el expresidente de Perú, Pedro Castillo, quien enfrenta acusaciones de “rebelión y conspiración”, delitos que están estipulados en los artículos 346 y 349 del código penal del país.

La fiscalía indicó que solicitaba siete días de detención preliminar porque existe riesgo de fuga por parte de Pedro Castillo, por lo que juez aceptó otorgarle la medida cautelar.

El fiscal Marco Huamán, dijo que la policía detuvo a Castillo cuando se dirigía a la embajada de México en Lima “con el fin de refugiarse y fugar del país”, donde previamente solicitó el asilo político al mandatario de ese país, Andrés López Obrador.

El ahora expresidente se enfrentó a una audiencia judicial este jueves tras su destitución, donde se le acusó de “rebelión y conspiración” contra el Congreso delitos que se castigan con entre 10 y 20 años de cárcel en Perú. Además, a parte, enfrenta acusaciones de corrupción.

El fin Pedro Castillo en el mandato

Mientras Pedro Castillo se encuentra detenido, Dina Boluarte asumió la presidencia y viene realizando reuniones de urgencia en el palacio presidencial, luego de un día histórico para el país por sucesos marcados y con protagonistas en la política peruana.

La caída del exmandatario se produjo después de que las votaciones del parlamento vacaran al hasta entonces presidente de Perú, después de que él intentó fallido de disolver al Congreso y gobernar por decreto.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

El mismo miércoles, Pedro Castillo fue detenido por cargos penales de “rebelión y conspiración”. Actualmente está recluido en una prisión policial de Lima, donde también está detenido otro expresidente nacional, Alberto Fujimori.