Ante la realidad pesquera que vive el país, el dirigente de pescadores artesanales de Chimbote (Áncash), Joaquín Cruz, informó que acatarán un paro desde el lunes 11 de abril.

El acuerdo fue tomado por todos los gremios de la pesca artesanal de la Cámara de Comercio de Chimbote, con el objetivo de que el presidente Pedro Castillo los escuche y atienda los problemas que les aquejan. 

«Se tomó la decisión de declarar el paro indefinido por todos los atropellos a la pesca, por ejemplo las empresas transnacionales que por muchos años se han apoderado de nuestras 200 millas del mar del Perú, y de nuestra anchoveta», sostuvo Joaquín Cruz. 

Asimismo, recalcó que en el artículo 21 de la Ley General de Pesca señala que debe ser para consumo directo, y en su reglamento en el artículo 17 menciona que el gobierno garantiza la pesca para el consumo humano,  sin embargo la pesca artesanal es lo último que han dejado.

Uno de los problemas es la pesca industrial, representada por grupos de poder chinos, noruegos, italianos y chilenos, porque cuando salen en sus faenas de pesca arrasan con toda la temporada de anchoveta, por tal motivo los pescadores peruanos llevan 4 meses sin pescar un kilo de anchoveta, según la declaración de Joaquín Cruz.