Un momento de ternura es la que pasaron los efectivos policiales en su jornada habitual en el centro poblado Alto Trujillo.

El pequeño Aquiles (3) vestía de policía cuando se les acercó a los agentes del orden con un emotivo dibujo y una frase alentadora.

Aquel dibujo representaba a un agente de la PNP con una frase que decía “Gracias por cuidarnos PNP”.
Dicho gesto de ternura tomó de sorpresa a los agentes, quiénes constantemente luchan en primera fila contra el COVID-19.

Finalmente, los miembros de la PNP, no dudaron en prometerle a los vecinos, seguir trabajando en la seguridad de la zona.