Bloqueos se realizaron a aquellos equipos celulares que hayan sido robados y cuyo IMEI haya sido alterado para volver a activar el equipo y venderlo nuevamente.

El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Opsitel) ordenó el bloqueo de 1’769,388 celulares con IMEI inválido durante el año 2020. Esta acción tuvo como propósito de evitar que las personas inescrupulosas burlen el sistema de bloqueo de equipos móviles con IMEI inválido. Además, de prevenir la compra-venta de equipos de dudosa procedencia.

Sin embargo, entre marzo y julio del 2020 se suspendió el bloqueo de los celulares debido al estado de emergencia sanitaria y la cuarentena. No obstante, los reportes por robos de celulares se incrementó al término del aislamiento social obligatorio. Por ello, se dispuso que a partir del 30 de agosto se reinicie el bloqueo de 100 mil celulares cada quince días. Así lo señaló el Registro Nacional de Equipos de Terminales Móviles para la Seguridad (Renteseg) y la supervisión continua del OSIPTEL.

Estos bloqueos continuaron durante los meses de setiembre donde se efectuaron 200.000 bloqueos de IMEI inválidos; en octubre 300,000; noviembre 293,634 y diciembre 142,786. Se suma la cantidad de líneas vinculadas a IMEI inválidos que de manera reiterada se detectó que volvieron a cursar tráfico con otros IMEI inválidos. Siendo que el último semestre del 2020 se remitió el detalle de más de 148 mil líneas al Ministerio del Interior para el tratamiento respectivo.

Cabe precisar que durante el 2020, el organismo compartió información con la Fiscalía de Prevención del Delito para que evalúe el inicio de diligencias o investigación preliminar contra los delitos de receptación y de clonación o adulteración de terminales de telecomunicaciones como parte de su función fiscal preventiva.