El planeta tierra nos da tanto para disfrutar, sin embargo, nuestras acciones no reflejan agradecimiento, al contrario, reflejan falta de valoración. Gracias a estas acciones el planeta se viene contaminando y el ser humano padecerá las consecuencias.

Pensando en el bienestar del planeta y sus habitantes, existen ONG como Tierra y Ser. Para conocer más sobre esta ONG hablamos con la presidenta de ONG Tierra y Ser, Erika Schaefer y con el gerente Comercial y Marketing de Caja Trujillo, Sergio Rivera, pues esta empresa viene apoyando un proyecto importante de Tierra y Ser.

 ¿Cómo nace Tierra y Ser?

Erika Schaefer: Hace aproximadamente 14 años se funda Tierra y Ser. Luego de ayudar en el terremoto de Pisco con un trabajo personalizado con la Cruz Roja y el Ejército. Estuvimos en la logística de reparto de alimentos y medicamentos para salvar vidas, el cual es un objetivo principal de Tierra y Ser. Recibimos una donación muy grande y para manejarla debíamos de hacerlo de manera formal, allí creamos Tierra y Ser.

¿Cuáles son los objetivos de Tierra y Ser?

Erika Schaefer: Desde que se creó Tierra y Ser hemos tenido dos objetivos. Uno es, salvar vidas en caso de desastres naturales. El otro objetivo es nuestra columna vertebral, el programa azul de “Reciclando ando”. Con este programa juntamos chapitas plásticas para regalar sillas de ruedas. Caja Trujillo nos ha ayudado mucho con la recolección de chapitas para luego donar sillas de ruedas.

¿Cómo han podido ayudar en tiempos de pandemia?

Erika Schaefer: Durante la pandemia nos hemos dedicado a recibir donaciones nacionales e internacionales de respiradores, alimentos y medicamentos. Gracias a la gestión de Eme y Eme Comunicaciones, Caja Trujillo, Avícola Chimú y Técnica Avícola hemos podido repartir más de 1 380 000 kilos de pollo. También, a través del Banco de Alimentos hemos repartido 100 toneladas de comida para Trujillo, Chiclayo, Piura y Tumbes.

Gracias a los auspicios de Antamina y Petro Perú, podemos manejar la logística, para poder repartir los productos. Para este trabajo arduo, trabajamos con la Marina, la Fuerza Aérea, el Ejército, Banco de Alimentos y la Fundación Coprodeli. Además de nuestro patrocinadores como Caja Trujillo, Pacífico; empresas privadas, estatales y paraestatales que nos aportan en la logística y en seguir brindando charlas para recolectar más ecoguerreros sociales que sean parte del programa de economía azul  “Reciclando ando”.

¿Cuáles son los proyectos más impactantes que han realizado?

Erika Schaefer: Lo más importante para nosotros es el programa “Reciclando ando”. Hemos tenido niño que por problemas de cáncer perdieron una de sus piernas. Muchos se enojaban conmigo porque no les dábamos sillas de ruedas, sino andadores. Con el tiempo me mandaron sus vídeos jugando fútbol con sus amigos y diciéndome que cuando crezcan y tengan sus prótesis podrán jugar fútbol como cualquier otra persona. Esa es la ilusión que tenemos. Según el Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (CONADIS), en el Perú hay un millón doscientos mil personas discapacitadas, medio millón de ellas necesitan sillas de ruedas y solo un 15 % tiene dinero para comprar un aparato ortopédico.

¿Cómo se han beneficiado las personas con los proyectos de Tierra y Ser?

Erika Schaefer: Está el caso de personas que están en la cárcel, ellas han podido donar sillas de ruedas a personas de allí mismo que necesitan esta herramienta. También está el caso de una niña que tuvo lupus y le amputaron una de sus piernas, ella no quería salir de su cama, desea morir. Ahora ella es una ecoguerrera, que con las chapitas que ha recolectado regaló diez sillas de ruedas.

En el caso de las empresas que nos ayudan, hacen su marca más humana. Gracias a Antamina hemos ido a diferentes lugares a brindar charlas y grupos de madres se han unido para ayudar a niños con esclerosis múltiple y parapléjicos. Ellas continúan con sus listas ayudando, porque cuando uno se hace un ecoguerrero ya no hay un divorcio, porque sabes que desde tu casa puedes ayudar al medio ambiente y a las personas. Todos se preocupan por qué clase de planeta vamos a dejar a nuestros hijos, pero Tierra y Ser se preocupa por qué clase de hijos vamos a dejarle al planeta.

¿Por qué Caja Trujillo decide apoyar a la ONG Tierra y Ser?

Sergio Rivera: Nosotros cada vez estamos más sumergidos en la transformación digital, nuestros procesos son más rápidos, la tecnología nos ayuda más. Eso ha hecho que nuestras agencias queden cada vez más holgadas. Por ello, colocamos corazones en nuestras 85 agencias, para que las personas los llenen con chapitas. Tanto nuestros clientes como los que no lo son pueden recolectar las chapitas en su casas y luego ir a la agencia para vaciarlas. Colaborando con el medio ambiente y a personas que necesitan herramientas para tener una mejor calidad de vida.

¿Cuáles son los valores o propósitos que Caja Trujillo comparte con la ONG Tierra y Ser?

Sergio Rivera: La ONG está muy alineada a nuestros valores. El trabajo en equipo, el compromiso, la responsabilidad de formar líderes. Estamos muy contentos de trabajar en este proyecto, ya que nosotros también tenemos como función formar líderes. Aportar nuestro granito de arena en la formación de nuestros colaboradores. No puedes ser una persona integral si aunque eres el mejor en tu profesión u oficio, no tienes responsabilidad social.

¿Cómo apoya Caja Trujillo a Tierra y Ser?

Sergio Rivera: Por ahora, hemos dado espacios para la recolección de chapitas en todas nuestras agencias a nivel nacional. En algunas agencias encontrarán corazones en otras quizá no, pero hay recipientes más pequeños. Además de un apoyo mutuo de comunicación.

¿Cuáles son los proyectos más cercanos?

Erika Schaefer: Ahora seguiremos ayudando con la pandemia, gracias a los aportes de los colaboradores. Nuestro enfoque ahora es ser como la Cruz Roja, salvar vidas, distribuir alimentos, oxígeno, respiradores, todo lo que nos aportan es para distribuir y para logística. Tenemos muchos proyectos, pero su desarrollo va a depender del proceso de la pandemia.

Estamos con una campaña que se llama “Cuenta conmigo Perú”, a través de nuestra fanpage o la ONG, pueden colaborar con veinte céntimos, no importa, todo suma.

¿Qué aconsejan a las empresas que pueden apoyar o apoyan a ONG como Tierra y Ser?

Sergio Rivera: Hemos visto durante 36 años de creación que, nuestro clientes nacen desde pequeños negocios y llegan a tener grandes emporios. Por ello, tratamos de no solo enseñarles a que organicen sus temas económicos y administrativos, sino que se planteen un objetivo de responsabilidad social. Si ejercemos esto desde cuando son pequeños negocios, cuando sean grandes empresas tendrán la ideología de tener la responsabilidad social como parte de su meta. Erika Schaefer: A todas les agradezco muchísimo, espero que se sumen mucho más, porque así podemos hacer más por otros. Lo que puedo garantizar es que Tierra y Ser es una ONG que cumple sus objetivos al 150 % sus objetivos. Cada aporte que nos puedan dar va a ser bien utilizado y de manera directa. Tierra y Ser tiene la confianza de sus colaboradores. Además, estamos autorizados a dar certificados de donación para os que donen en efectivo para poder ayudar en sus pagos de impuestos, también estamos facultados por la SUNAT y por el Ministerio de Economía.