La familia Rodríguez denuncia al Hospital Regional Docente de Trujillo; que 8 meses después les comunican que el cadáver que les entregaron en junio del año pasado no era de su pariente.

Su pariente el cual estaba hospitalizado en el Hospital Regional, falleció el 4 de junio del año pasado y familiares lo enterraron, sin embargo recibieron una llamada de personal de este nosocomio.

El último lunes 22 de febrero informándoles que tenían que venir hacer una documentación; ya que el cuerpo que les habían entregado no era de su pariente, indicó el hermano del difunto.

Ana María Padilla Reyes, esposa de la victima; afirma haber venido a ver a su esposo desde el primer día que fue internado hasta que falleció; pero no pudo reconocer el cuerpo ya que este estaba tapado.

Respuesta del Hospital

El encargado de documentación del hospital informó que el mes de julio hicieron peritaje de huellas dactilares y se dieron con la sorpresa que el cadáver no era el entregado había sido de otra persona». Sin embargo, no pudieron avisarle a la familia ya que esperaban la orden de la fiscalía.

Por otro lado, el hermano de la victima Miguel Rodriguez, menciona que 8 meses después, «yo entre a cerciorarme que el cadáver que íbamos enterrar ahora sí era mi hermano reconocí unas cicatrices que el tenía mencionó».

Finalmente, “Nos piden disculpas que van a correr con gasto de sepelio, porque también está la otra familia que debe estar buscando el cadáver que hemos enterrado. Pensábamos que era él y nos dan con esto. Penoso de reconocer ahora el cuerpo de mi hermano”, enfatizó Rodríguez.