Tras la exigencia rusa de exhortar  a los militares ucranianos, a deponer sus armas, el primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, sostuvo que los soldados ucranianos lucharán “hasta el final”, por lo que rechazaron la capitulación exigida por Rusia.

“La ciudad no ha caído, todavía están nuestros soldados y lucharán hasta el final», expresó el primer ministro ucraniano. 

Asimismo, el primer ministro ucraniano sostuvo que algunas zonas de la ciudad siguen bajo el control de Ucrania, pero lamentó que la metrópolis atraviesa una enorme catástrofe humanitaria ante el asedio ruso.

Por otro lado, recalcó que los ciudadanos que permanecen en Mariúpol están padeciendo ante la falta de comida, agua, calefacción y electricidad, por lo que exhortó a los aliados de Ucrania a «ayudar a parar” esta crisis.

Cabe precisar, que las fuerzas rusas quieren tomar Mariúpol, ubicada junto al mar de Azov, para lograr el total control de la región del Donbás y así formar un corredor terrestre en el este de Ucrania desde la anexionada península de Crimea.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *