La madre había recibido en las últimas semanas de embarazo la vacuna de Pfizer, pero las autoridades descartan incluir a las gestantes en el plan nacional.

Este 5 de marzo, un bebé cuya madre había recibido la vacuna de Pfizer/BioNTech en las últimas semanas de embarazo, nació con anticuerpos contra la Covid-19 en la localidad de San Luis Potosí (México). La madre habría recibido las dos dosis al formar parte del personal sanitario, ya que trabaja como nutricionista en un hospital.

Pese al hallazgo, por el momento México mantendrá a las embarazadas fuera del plan nacional de vacunación por la falta de pruebas sobre su seguridad en los ensayos clínicos realizados. Según informó en un comunicado el médico y presidente del Colegio de Ginecología y Obstetricia de San Luis Potosí, Heriberto Díaz de León, tanto la madre como el bebé gozan de buena salud.

La fémina que trabaja en un hospital de San Luis Potosí, pidió ser vacunada y recibió la primera dosis de Pfizer en la semana 32 de embarazo. Cinco semanas después, le fue inyectada la segunda, sin que ni la madre ni el feto sufriesen complicaciones.

Unos días después, la mujer dio a luz al bebé en el Hospital Ángeles de la capital del Estado y se comprobó que el recién nacido ya tenía en su sangre los anticuerpos necesarios para protegerse de una infección por coronavirus.

“Este es el primer caso en México en el que los anticuerpos se detectaron al analizar la sangre periférica a los siete días posteriores al nacimiento, sugiriéndose que se trata de defensas producidas por el mismo bebé y no por anticuerpos maternos”, puntualizó en un comunicado Díaz de León.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, afirmó que los anticuerpos los han fabricado las células de la madre y no el bebé. También señala que la lactancia materna también contribuye a pasar anticuerpos.

Un estudio con la mayor muestra de pacientes embarazas, presentado en el Congreso Mundial de Salud Pulmonar en 2020, concluyó que las embarazadas son un grupo de riesgo ante la Covid-19. No porque se infecten más que la población general, sino porque tienen más riesgo de complicaciones en caso de contraer la enfermedad.

La probabilidad de que la Covid-19 se agrave es baja porque se trata de mujeres jóvenes, pero, en caso de infectarse por el coronavirus, las gestantes tienen más riesgo que las no embarazadas de entrar en cuidados intensivos, requerir ventilación mecánica o, incluso, fallecer.

El documento del Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos analizó a 400.000 mujeres sintomáticas con covid-19, 23.400 de ellas embarazadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.