Estuvo en el poder solamente cinco días, luego renunció por la presión social.

El expresidente, Manuel Merino, pidió al Congreso que deje sin efecto los pagos de haberes y beneficios que le corresponde como jefe de Estado luego de estar solamente cinco días en el mando. La solicitud la envió al Oficial Mayor del Parlamento, Javier Ángeles Illman, el 20 de noviembre.

Sin embargo, el congresista de Acción Popular envió el oficio cuando ya el Congreso había cumplido con abonar su sueldo y beneficios que le corresponde.

Asimismo, se pronunció Cesar delgado Guembes, quien menciona que “lo que se busca es que Merino, durante el tiempo que fue presidente de la República, mantenga la remuneración que le correspondió durante los cinco días y que el monto que él percibió como congresista le sea deducido en el siguiente mes”.

Además Delgado dijo que en dicho oficio, Merino no detalla si le corresponde una pensión vitalicia como expresidente, por lo cual no debería corresponderle por estar pocos días como mandatario