Usamos aprendizaje automático y algoritmos de visualización avanzados para mostrarle la vista más detallada de un virión SARS-CoV-2 real, en 3D, directamente desde los datos Cryo-ET. - Foto: Nanographics
  • Investigadores austriacos lograron fotografiar el SARS-CoV-2 por primera vez en 3 dimensiones.
Hasta el momento, sólo se habían compartido animaciones computarizadas, por lo que corresponderían a las primeras imágenes reales del patógeno y ayudaría a los investigadores en su esfuerzo por comprender cómo funciona el virus.

La empresa Nanographics, una rama de la Universidad Técnica de Viena, compartió la primera imagen, instantáneamente congelada del coronavirus en 3D; un avance que puede ayudar a los científicos a luchar contra él.

“Es lo más cercano a mostrar a la apariencia real del virus que hemos logrado hasta ahora. Con la tecnología actual, no se puede mostrar una imagen más real”, comentó Peter Mindek, director de tecnología de la empresa austríaca Nanographics.

La imagen está tomada de imágenes tridimensionales del virus SARS-CoV-2 real de muestras congeladas instantáneamente. Se usó la técnica de tomografía crioelectrónica, en el que la muestra congelada se va escaneando desde distintos ángulos usando un microscopio electrónico.

Para obtener la imagen, los datos obtenidos son un objeto esférico del que surgen las famosas espículas que se transforman en imágenes tridimensionales.

¡ASÍ SE LOGRÓ!

La imagen se creó en conjunto con la empresa austríaca Nanographics y centros universitarios de China y Arabia Saudí.

La tomografía se realizó en la Universidad Tsinghua, en China, se habría logrado extraer, escanear y digitalizar partículas intactas del virus SARS-CoV-2 en muestras; los datos obtenidos fueron segmentados luego por expertos de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá, en Arabia Saudí.

Finalmente, Nanographics eliminó el ruido de la imagen original, la renderizó y le asignó propiedades ópticas y colores. Mindek recuerda que un virus es más pequeño que la longitud de onda de la luz visible, por lo que, por ejemplo, ni siquiera tiene color.

*COLOR FALSO, PERO FORMA REAL*

Los colores rosa y azul en la imagen no son reales, pero ayudan a visualizar mejor la forma y las distintas partes del virus. Lo que afirma él, es la forma del virus que ayudaría a los científicos observar y analizar al virus de manera más detallada y puedan combatirlo.

“Los científicos que investigan vacunas y curas necesitan saber la forma de las moléculas. Si lo ven en 3D, es más fácil saber cómo funcionan”, explica Mindek.