Denuncias de trabajadoras de Contrato Administrativo de Servicios (CAS) en la Unidad  Ejecutora uno del Gobierno Regional llegaron al Diario El Correo. Este medio periodístico difundió el desacuerdo de dos recientemente trabajadoras despedidas.

Mientras que el vicegobernador de la región afirma que se vieron obligados a despedir a 300 trabajadores, por cuestiones económicas y no políticas. La otra parte siente que se a cometido una injusticia. “Tengo 13 años 3 meses trabajando en el gobierno regional. Yo entré por servicios no personales y en la actualidad mantengo un proceso judicial en contra del gobierno regional desde el año 2016 por el tema de la desnaturalización de mi contrato.”, declaró la miembro del sindicato de trabajadores, Candy Hernández Peña.

Además, Hernández asegura “El año pasado, en el mes de noviembre se contrató 150 CAS por sueldo de 3,500, 4,000 y 5,000 soles”. De esta manera desmiente que la gestión apepista no ha despedido a trabajadores con procesos legales o miembros del sindicato.

Asimismo, Katia Alva, manifestó que en noviembre del 2002 comenzó laborar pero, fue despedida el 2014. Luego, ella logró reponer su trabajo. Sin embargo, se siente atropellada por su reciente despido. “El día sábado me ha llegado mi carta de despido, han hecho un atropello total a pesar de que yo he tenido una sentencia como cosa juzgada. En recursos humanos saben que tengo una niña con discapacidad y tengo que solventar pruebas en laboratorios y ahora cómo continuar”, expresó.

Fuente: El Correo

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *