Después de la grave crisis política del país, el gobernador de La Libertad, Manuel Llempén Coronel, señaló que la región tiene demandas que necesitan ser atendidas con suma urgencia por el nuevo gobierno de transición, sobre todo el sector salud.


La remodelación de sala de cuidados intensivos del Hospital Regional Docente de Trujillo es uno de las 8 Inversiones de Optimización, Ampliación marginal, Reposición y Rehabilitación (IOARR), cuya inversión total asciende a S/ 35´911,232.49.


Actualmente 3 de los 8 proyectos se encuentran con orden servicio; sin embargo, los 5 restantes están en peligro de que se empiece desde cero por la situación de inestabilidad que vivió el país.
Otras demandas de la región son en los sectores Trabajo y Economía. La Autoridad pidió que se revisen los préstamos que brindó el gobierno para las empresas en el proyecto «Reactiva Perú» ya que estarían usando los fondos para otros fines.


Chavimochic es uno de los proyectos más importantes del país, pero su tercera etapa está detenida por la falta de inversión que asciende a más de 700 millones de dólares. Ante el freno de inversiones, los especialistas indican que Sagasti tiene un gran reto en los meses que le queda de mandato y debe priorizar los proyectos que ya se estaban ejecutando para dejarlos encaminados.

Asimismo, Llempén planteó que la Asamblea de Gobiernos Regionales (ANGR) ayudará a elaborar proyectos macro regionales para evitar pedir obras a cada región. “Creo que esa es una manera de ayudar al nuevo presidente a hacer una buena gestión en estos ocho meses que estará encargado de la presidencia de la República, añadió”, añadió.