Los rescatistas encontraron el cuerpo del menor que desapareció el sábado. Fue arrastrado por las aguas, intensificando las labores de búsqueda.

Al promediar las 11:00 de la mañana de hoy, los rescatistas encontraron los restos del niño ahogado y arrastrado por las aguas del río Moche. Los Bomberos, la Policía y personal del Centro de Operaciones de Emergencia Provincial (Coep) estuvieron buscando al menor desaparecido por cuatro días.

Descendieron hasta unos matorrales donde se ubicó los restos del niño para rescatarlo y derivarlo a la morgue para la necropsia de ley. Sin embargo, los familiares se opusieron y exigieron llevarlo a su vivienda para luego darle cristiana sepultura.

Las escenas fueron desgarradoras tras el hallazgo. Se recuerda que, a consecuencia del incremento del caudal, el menor fue arrastrado por las aguas del río. Esa tarde, los rescatistas pudieron salvar a otros dos pequeños que estaban junto al desaparecido y también iban a ser llevados por la corriente.