Según La Contraloría detectó un perjuicio económico en la Municipalidad Provincial de Bolívar de S/ 550.343, debido a que la anterior gestión edil (2015-2018) no aplicó las penalidades a la empresa que se encargó de ejecutar una obra de agua y saneamiento en dicha jurisdicción, cuyo presupuesto ascendió a 6 551,711 de soles.

Además el equipo de auditores del Órgano de Control Institucional (OCI) de la Municipalidad Provincial de Bolívar identificó que, entre el 2016 y 2017, durante la instalación del sistema de agua potable y servicio de saneamiento básico rural de los caseríos del Tambo, Santa Cruz, Shepia, Chellen y Cujibamba, no se contó de modo permanente y directo con la participación del ingeniero residente de obra, lo que debería haber generado penalidades.

Asimismo esto debido a que dicho profesional prestaba servicios en obras ejecutadas por otras instituciones ubicadas en Cajamarca, y otros distritos de La Libertad; sin embargo, la entidad otorgó conformidad al trámite y conformidad de las valorizaciones, y aprobó la liquidación técnica financiera de la obra, sin advertir la ausencia del residente.

Sin embargo los auditores advirtieron que esta situación se concretó por la falta de control y supervisión de parte del inspector, supervisor de obra y gerentes de infraestructura, desarrollo urbano y rural.

Cabe señalar que el OCI del municipio de Bolívar ha pedido que el procurador de la Contraloría General de la República inicie acciones legales contra tres funcionarios ediles, y el supervisor de obra, a fin de deslindar responsabilidad civil.

Finalmente se ha recomendado a la entidad iniciar las acciones administrativas respectivas contra dichos funcionarios y el supervisor de obra.