Un menor de 17 años de edad fue trasladado hasta el hospital Belén de Trujillo para recibir ayuda médica, luego de ser torturado y haber recibido golpes por desconocidos en el centro poblado de Llacuabamba, distrito de Parcoy en la provincia de Pataz, región de La Libertad.

Según información policial, el cuerpo del adolescente apareció inconsciente en medio de un descampado y fue encontrado por un campesino que se dirigía a su chacra a realizar su trabajo diario.

El poblador comunicó el hallazgo del menor a los ronderos de la zona, quienes lo auxiliaron y trasladaron a la posta médica del lugar donde lo derivaron hasta el hospital Belén de Trujillo en una ambulancia debido a las lesiones que presentaba, donde falleció después de algunas horas.

Familiares de la víctima llegaron hasta la morgue central de Trujillo para retirar el cuerpo y así poder darle cristiana sepultura en el cementerio del caserío de Ahijadero, distrito de Chugay, en la provincia de Sánchez Carrión.

La prima del occiso sostuvo que el joven fue llevado hace una semana por un grupo de supuestos amigos a Pataz para trabajar como ayudante de construcción en una obra de dicha zona.

La necropsia muestra que el fallecido presentaba fracturas en el cráneo producidas por un objeto contundente.

Cabe mencionar que, los familiares pidieron a las autoridades que el crimen no quede impune y se descubra quiénes son los responsables del asesinato de su pariente.