Esta medida se toma con la finalidad de evitar que la población llegue a necesitar camas de hospitalización. El alcalde del distrito La Esperanza, Martín Namay, aseguró que de este modo se refuerza el primer nivel de atención. Además se acercan los servicios a la población más vulnerable.

El procedimiento de cada centro fue detallado por la subgerente de Salud, Rosa Benitez. “Tenemos una enfermera que mide la saturación con un pulsoximetro, luego toma la temperatura. Esa información se le pasa a un médico. Si tiene síntomas de una persona de riesgo, se le entrega su medicación y se le deriva a su domicilio con las recomendaciones necesarias.

Los centros de triaje están ubicados de manera estratégica en La Esperanza alta como en la baja. En el complejo Bellavista, estadio Municipal, Centro de Salud Manuel Arévalo y jardín Municipal en la plaza Wichanzao, son los puntos de atención.