° Esta norma obligará a la mayor cantidad de contribuyentes a sincerar sus movimientos financieros y ponerse a derecho.

Ante la publicación del Decreto Supremo N° 430-2020-EF; Reglamento que establece la información financiera que las empresas del sistema financiero deben suministrar a la SUNAT; cuyo objeto principal es combatir la evasión y elusión tributaria, han aparecido muchas dudas de los peruanos contribuyentes.

La norma dispone que instituciones financieras, como bancos, cajas de créditos, inclusive cooperativas de ahorro, créditos y otros similares; estarán en la obligación de informar mensualmente a la SUNAT las operaciones que contengan importes iguales o superiores a S/10,000 (diez mil soles).

“La administración tributaria estima que recibirá información de unos 260,000 contribuyentes, los que podrían ser fiscalizados. Lo que preocupa es que, dado que la informalidad es enorme en el país, muchos recursos financieros de los contribuyentes no se van a poder demostrar. Esto podría dar pie a abusos si no se maneja de la manera correcta”, señaló el Dr. Otto Terry Ponte, coordinador de la Escuela de Contabilidad de la Universidad César Vallejo, campus Ate indicó:

Informalidad

El Perú tiene un alto índice de informalidad, casi un 70 %. En ese sentido, la norma podría traer un efecto adverso y podría incrementar el aumento de este porcentaje y perjudicar el trabajo formal en el país.

El especialista considera que la SUNAT, tiene la gran misión de poder realizar las indagaciones, cruces de información y verificaciones pertinentes. Por ello es importante asegurarnos que dicha información debe ser de uso exclusivo en materia tributaria y que sobre todo se mantenga en reserva. Para ello el contribuyente puede ayudar sincerando sus movimientos financieros.

“En ese orden de ideas, se aconseja a todos los contribuyentes sinceren sus movimientos financieros; y ponerse a derecho en lo que corresponda a las imposiciones tributarias respectivas», manifestó el contador público.

Sobre el ITF

Del mismo modo, el ITF – impuesto a las transacciones financieras – que monitorean los movimientos de dinero de las actividades en el sector financiero. Al parecer su eficiencia no ha sido la esperada y se busca con esta medida, que para muchos puede ser atentatoria e inconstitucional, establecer un mayor control sobre los movimientos bancarios de los contribuyentes.

Por otro lado, esta norma ha sido observada por más de un constitucionalista que ha señalado que esta medida vulnera el secreto bancario. En el pasado solo se levantaba en caso de existir algún problema legal por comisión de delito.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.