En los últimos meses en varias ciudades del Perú compraron su propia planta de oxígeno reuniendo fondos de los propios pobladores; esta campaña también se replicó en Trujillo, que también recaudaron fondos y compraron su propia planta de oxígeno.


El representante del Arzobispado Metropolitano de Trujillo ha creado una campaña que tiene como nombre “Respira Trujillo”, con la finalidad de comprar su propia planta de oxígeno para la ciudad mencionada, esta adquisición se logró gracias a la colaboración de ciudadanos empresarios, artistas y deportistas que se unieron a esta noble causa.


Esta compra se requirió por la falta de oxígeno que cada día es mayor en la ciudad, ya que hay más de 23 mil casos y la cifra de fallecidos son cada día más. Esta compra ayudara que las personas no se trasnochen en los centros de abastecimiento y no hagan colas en los hospitales.