La variación anual de precios al consumidor nacional a octubre fue 8,64% (ligeramente por debajo de tasa anual de últimos dos meses), acumulando en los diez meses del año un alza de 7,37%. La ciudad más “cara” es Huaraz (11,9%) y la más “barata” es Moyobamba (6,1%), en Trujillo fue 9,71%.

En Lima Metropolitana los precios al consumidor subieron de 8,64% anual y el acumulado de 7,05%. Esta inflación se utiliza como proxy de la nacional.

La variación anual de precios al por mayor fue 9,08% y la acumulada 8,28%.

La balanza comercial se está deteriorando y la diferencial de tasas de interés reales entre Perú y Estados Unidos se está ampliando, ello está presionando al tipo de cambio al alza, que a su vez presionará a inflación. Este “efecto traspaso” o de transmisión (pass through), se da a través de dos canales: componente importado y de la cadena de distribución. Con evidencia de una firme postura anti inflacionaria de la Reserva Federal. 

Actualmente la tasa de interés de referencia está en 7%, con expectativas de inflación de 4,9% (a 12 meses), dada la inflación de octubre podría persuadir al Bcrp a continuar con un aumento de la tasa de referencia (digamos, 0,25 puntos porcentuales) en su reunión de noviembre. Ello dependerá, en parte, de las expectativas de inflación de los agentes económicos.

Es importante la armonización de la política monetaria con la política fiscal. En la coyuntura es aconsejable que más que orientarse a presionar la demanda, hay que fortalecer la oferta, la productividad y el producto potencial, y, por supuesto, ser más eficientes y eficaces en el gasto fiscal. La política fiscal no está dando las señales adecuadas de mercado.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required
Fuente: Inei

✍️ Por: Francisco Huerta Benites Instituto de economía y Empresa www.iee.edu

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *