Tras intensas negociaciones entre el Gobierno y la Comunidad de Aquia en la región de Áncash, se llegó a un acuerdo. Según el Gobierno la tregua se hará efectiva desde este miércoles, cuando se acerque a la zona un representante de la empresa Antamina para suscribir un acta.

Apuntaron que el ministro Eduardo González se comprometió a seguir trabajando «de la mano con el pueblo y con la empresa». Se espera que una vez instalada la mesa de conversaciones se suspensa definitivamente la medida de fuerza y se llegue a un acuerdo.

Cabe mencionar que la empresa minera Antamina tuvo que frenar su producción lo que significa una pérdida diaria de entre 10 y 14 millones de dólares, según refirió el gerente general de la compañía, Víctor Gobitz.