Llempén propone que miembros del Ejército controlen el ingreso a mercados y lugares de alto riesgo, para que las personas acaten las nuevas medidas de bioseguridad.

Tras el aumento de casos y fallecidos de la segunda ola por la COVID-19, el gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén dijo que tendrá una junta con el general del ejército, Luis Chacón Córdova, para el apoyo en el control del acceso a los mercados y lugares de riesgo en los que no se respeta el aforo y las medidas de bioseguridad contra la COVID-19.

 “Vamos a ponernos fuertes en ese control para reducir la posibilidad de mayores contagios. Las restricciones tienen que hacerse respetar con mayor autoridad. Los malls, restaurantes y otros locales siguen funcionando sin respetar aforos. Eso implica que vamos seguir con una segunda ola alta de infectados”, explicó el gobernador regional.

Asimismo, mencionó las nuevas normas sanitarias como el uso de la doble mascarilla y protector facial. “El Ejército se pondrá en las puertas de ingreso a estos lugares y aquel que no acate las normas o no use correctamente las mascarillas, no pasará” puntualizó.

Cuando se diagnostica a una persona infectada resulta que la mayoría de sus familiares están contagiados. Ese es el gran problema de esta segunda ola en el que las variantes del coronavirus son más agresivas, incluso se habla de una que es peruana e igual de agresiva que la brasileña.

En esta reunión se informó que La Libertad es una de las cuatro regiones con mayor incidencia de infectados, ocupa el tercer lugar en letalidad y está por encima del promedio en cuanto a tasa de mortalidad.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.