Los agentes del orden detuvieron a las personas que se encontraban libando en locales nocturnos.

Un total de 40 personas fueron intervenidas por los agentes del orden durante el toque de queda. El operativo se ejecutó en el distrito de El Porvenir, en Trujillo, y se contó con la participación de la Prefectura Regional y la entidad edil.

Las autoridades recorrieron varias calles y encontraron múltiples celebraciones desde un baby shower hasta un cumpleaños. Fue allí que se detectó el consumo de bebidas alcohólicas y el incumplimiento del distanciamiento social. Se precisa que se encuentra prohibida las reuniones sociales a nivel nacional.

Asimismo, personal de la comuna clausuró tiendas que vendían cerveza después de las 9 de la noche, hora que se encuentra prohibido la circulación de personas en las calles. Más de cinco reuniones sociales en los sectores, Alto Trujillo, Río Seco y Porvenir fueron intervenidas.

Según la Policía, la mayoría de los detenidos se encontraban bajo los efectos del alcohol y se procedió con la multa respectiva. El pago por infraccionar el toque de queda es de 379 soles.