• Entre los museos sin póliza de seguro están el Museo de la Nación, el Museo Tumbas Reales de Sipán, el Museo de Sitio de Chan Chan, la Sala de Oro del Museo Municipal Vicús, entre otros.

La Contraloría General identificó indicios de irregularidades en el Ministerio de Cultura debido a que 53 museos que resguardan Patrimonio Cultural de la Nación (de un total de 56) no cuentan con la Certificación de Inspección Técnica de Seguridad (ITSE) respectiva, asimismo, 35 carecen de pólizas de seguros, lo que ocasiona la desprotección e inseguridad para los trabajadores y visitantes, así como de los bienes culturales que resguardan.

El Informe de Acción de Oficio Posterior N° 026-2021-2-5765-AOP (Periodo de evaluación del 05 de agosto de 2019 al 19 de noviembre de 2021) señala que muchos museos incluso no cuentan ni con certificado ITSE ni con pólizas de seguro.

Sin certificación de seguridad

El Certificado de ITSE, emitido por los gobiernos locales, es importante porque certifica que se evaluó los riesgos y las condiciones de seguridad de la infraestructura o edificación del museo, la implementación de medidas de seguridad que requiere y su vulnerabilidad.

Entre los museos que al momento del servicio de control no contaban con el mencionado certificado, tenemos al Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, el Museo de Sitio de Pachacamac, el Museo de Arte Italiano, el Museo de Sitio Pucllana, el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social, en Lima, así como el Museo Nacional Chavín (Áncash), el Museo Arqueológico, Antropológico de Apurímac, el Museo Julio C. Tello de Paracas (Ica), entre otros.

La comisión de control recibió información respecto que el Museo de Sitio de Quinua, de Wari (Ayacucho), y los Museos San Juan de Letrán, de Nuestra Señora de la Asunción y el Museo Lítico de Pucará (Puno), entre otros, tienen certificado ITSE en proceso, pero no adjuntaron documentación sustentatoria que corrobore hayan solicitado las inspecciones para obtener el certificado.

Sin póliza de seguro

Igualmente se evidenció que, de los 56 museos administrados por el Ministerio de Cultura, 35 están desprotegidos ante alguna eventualidad, como la sustracción de piezas, siniestro, sismo o inundación, por no contar con póliza de seguros.

Se detectó que no tienen póliza de seguros el Museo de la Nación (Lima) lo que pone en situación de desprotección, por ejemplo, del área de Manejo de Colecciones, que alberga bienes culturales provenientes de proyectos de investigación, decomisos y recuperaciones de bienes culturales peruanos recuperados del extranjero. Dicha colección es miscelánea, desde obras de arte popular, arqueológica e histórico artísticas provenientes del periodo colonial y republicano.

Similar situación tiene el Museo de Sitio de Cabeza de Vaca “Gran Chilimasa”, ubicado en el distrito de Corrales, Tumbes, que resguarda y exhibe cerámicas antropomorfas, vasijas con diseños geométricas, ollas, cántaros de la época inca, pero que es vulnerable por estar ubicada en una zona de inundaciones cada vez que ocurre el Fenómeno de El Niño.

Otras salas de exposición que no cuentan con póliza de seguros ni tampoco con Certificado ITSE son el Museo Tumbas Reales de Sipán, el Museo Nacional de Sicán, el Museo de Sitio Huaca Rajada, el Museo Arqueológico Nacional Bruning, (Lambayeque) el Museo de Sitio de Chan Chan (La Libertad), el Museo Regional de Arqueología de Junín, la Sala de Oro del Museo Municipal Vicús (Piura), el Museo Lítico de Pucará (Puno), el Museo de Sitio de la Huaca Pucllana (Lima), entre otros.

De acuerdo al informe de control, la principal amenaza de desastres son los incendios y los movimientos sísmicos, considerando que el Perú está ubicado en una zona muy activa de interacción tectónica y volcánica que genera condiciones de alta sismicidad, lo cual pone en peligro la integridad de los visitantes, así como el patrimonio que custodian.

La Contraloría General comunicó al titular del Ministerio de Cultura la existencia de hechos con indicios de irregularidades que afectan la correcta conservación y protección del Patrimonio Cultural de la Nación con el propósito de que se adopten las acciones que correspondan a efectos de revertir las observaciones e implementar las recomendaciones que forman parte del servicio de control.