Estudiantes, profesionales, personas con oficio, amas de casa, niños, jóvenes, ancianos, etc. Todos somos la generación 2021, que actualmente estamos siendo víctimas de todo este drama que ha venido ocasionando el covid -19.
A raíz de la pandemia, muchas personas se quedaron sin empleo, algunas empresas en su mayoría tuvieron que reinventarse, adaptarse al teletrabajo, así como otras, suspendieron sus actividades por un tiempo indefinido debido al distanciamiento social, como, por ejemplo, los locales de entretenimiento, bares, discotecas, los viajes turísticos, etc.
El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) precisó en un comunicado que la economía se contrajo un 13.10% en los primeros cuatro meses del año, y que en los últimos doce meses hasta abril cayó un 2.63 por ciento. Esto representa, que existe un alto índice de baja producción, en el sector minero, agroindustrial, agrícola, construcción, transporte, turismo, etc, lo que provoca que el desempleo aumente, lo que deja a muchas personas sin recursos.
Toda esta situación, hizo que se busque la forma o los medios de salir adelante, ganarse el pan de cada día y poder generar algún ingreso para poder sobrevivir, como salir a las calles a trabajar de manera ambulatoria y a la vez informal, desarrollar un emprendimiento, o algún negocio familiar.