Un incendio de grandes proporciones se produjo al interior de un taller de mecánica de la urbanización La Rinconada. Dos buses interprovinciales que se encontraban en reparación quedaron reducidos a cenizas tras ser devorados por voraces llamas.

Agentes de Seguridad Ciudadana fueron los primeros en constituirse al escenario del siniestro. Rápidamente, los miembros ediles procedieron a alejar a decenas de curiosos que llegaban hasta la Prolongación Vallejo Mz A-24 Lote 3 de la Urb. La Rinconada, para ver cómo el fuego acababa con los buses; e intentaba con propagarse por las viviendas contiguas.

Fue necesario la presencia de dos vehículos contra incendios. Uno de la Compañía de Bomberos N° 224 de Víctor Larco; y el otro, de la Compañía Salvadora N° 26 de Trujillo.
Como siempre, la falta de agua dificultó las labores de los bomberos. Un camión cisterna del Segat, brindó apoyo para abastecer de agua a las unidades bomberiles; en tanto, miembros de Defensa Civil de la MPT, acordonaron la zona del incendio.

Según las primeras investigaciones el siniestro se habría producido producto de las chispas de soldadura, durante la reparación de uno de los buses. El riego era inminente dado a la existencia de dos balones de oxígeno que amenazaban con explosionar en cualquier momento. Felizmente, luego de denodados esfuerzos, el fuego fue controlado.