La Defensoría del Pueblo solicitó a la Oficina Nacional del Proceso Electoral (ONPE) que modificara la disposición que exige que se baje la máscara para confirmar la identidad de los votantes. Esto es para privilegiar el derecho de los ciudadanos a la salud el día de las elecciones del 11 de abril.

A través de un comunicado, indicaron que, en el contexto de la pandemia, la ciudadanía ha avanzado en la inclusión de buenas prácticas de autocuidado en sus actividades diarias, incluido el uso permanente de la mascarilla en lugares públicos.

Sin embargo, la Defensoría del Pueblo consideró que el papel de la ONPE era «de suma importancia» para que la reunión del 11 de abril «se desarrolle en condiciones favorables para el ejercicio del derecho al voto, sin que la salud de las personas atendidas ponga en peligro «en las elecciones de acuerdo con el reglamento del Ministerio de Salud.

Finalmente, señalaron: «exhortamos a la ONPE a examinar urgentemente otras alternativas que no requieran que los electores se quiten la máscara para verificar su identidad antes de votar, como examinar los datos contenidos en el DNI o la verificación de la firma».