En La Libertad a pesar de ser advertidos que la ola de contagios continúa en aumento, los ciudadanos no dejan de reunirse los fines de semana, pese a las  recomendaciones de no realizarse reuniones para evitar aglomeración de personas.

Aún así los liberteños no entienden y se arriesgan poniendo en peligro tanto su vida como la de sus seres queridos asistiendo y realizando encuentros sociales como acudir a fiestas clandestina, discoteca, locales que tienen la fachada de restobar pero funcionan como bares, además reuniones en casa con personas fuera de su entorno familiar.

Incluso habiendo sido informados que el sistema de salud esta colapsando y ya no hay camas UCI disponibles nuevamente. Esto debido al incremento de infectados por el letal virus que viene afectando no solo a adultos mayores, sino a menores de 40 años.

Por otro lado para la directora ejecutiva de la Red de Salud de Trujillo, Vanessa Blas, el acudir a este tipo de eventos es exponer su salud. “La Covid-19 no solo se contagia por las vías respiratorias, también se contagia por la boca y por los ojos. En los lugares como las discotecas, restaurantes, entre otros, no se cumplen con los protocolos de bioseguridad porque se retiran las mascarillas para poder tomar las bebidas alcohólicas, comer y hasta para fumar, y esto también ocurre en las reuniones sociales donde no solo van las familias, sino también personas que no son del entorno, por lo que es un gran riesgo para que se puedan contagiar” ,manifestó a Correo.

Finalmente solo en la última semana en La Libertad se intervinieron a más de 200 personas que asistieron de manera irresponsable a cumpleaños, bares, restaurantes, playas. Sin tomar ninguna medida de seguridad y rompiendo los protocolos establecidos ante esta nueva ola de virus.