Según el arqueólogo Jorge Meneses Bartra, los hallazgos corresponden a 25 individuos, entre hombres, mujeres y niños.

El Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan (Pecach) informó que se ha encontrado restos humanos en un contexto funerario múltiple en la Ciudadela de Chan Chan. Los trabajos se encuentran dentro del marco de la cuarta temporada de los trabajos de investigación arqueológica que se ejecutan en el conjunto amurallado Utzh An (Gran Chimú).

«La investigación arqueológica en un área de tan sólo 10 metros cuadrados ha permitido revelar un contexto funerario múltiple encontrándose restos óseos humanos correspondientes a 25 individuos. (Encontramos) en su mayoría mujeres, jóvenes y algunos niños. Aun cuando la evaluación preliminar de tales restos no ha llegado a evidenciar la causa de fallecimiento, no es posible sostener que se trate de personas sacrificadas», destacó el arqueólogo responsable, Jorge Meneses Bartra.

Se trata de un probable cementerio en que se documentan entierros, primarios y secundarios. «En un caso, la osamenta mantiene su posición anatómica, mientras en el otro, los huesos aparecen desarticulados que, por su particular blanqueamiento, parecen haber estado expuestos a la intemperie», complementaron los investigadores de Chan Chan.

Reubicaban a sus muertos

Para Sinthya Cueva García, directora del Programa de Investigación Arqueológica del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan, hay dos momentos de inhumación: el primero y más antiguo ocurrió cuando Utzh An, era vigente, en su ocupación original: los difuntos fueron depositados directamente. En el segundo momento, los restos funerarios fueron traídos de otro lugar para ser depositados en las mismas fosas del primer grupo de individuos. “Ello evidencia que los Chimús solían reubicar y manipular a sus difuntos”, enfatizó.

Objetos de textilería

En todos los casos el difunto fue enfardelado: al inicio envuelto con tejido de algodón, y sobre él un segundo envoltorio de tejido vegetal. Se trata de mujeres cuyo cuerpo aparece sentado, con las piernas flexionadas; le acompañan elementos de metal (agujas), madera (callhuas, husos) y tiza, que las revela como personas dedicadas a la textilería. Junto al bulto funerario se dispone variadas formas de cerámica, algunas en miniatura, que a la fecha suman unas 49 informaron los arqueólogos.

Los investigadores develaron otro dato importante de este hallazgo. Ellos indicaron que la fosa ha sido sellada con material barroso que contenía fragmentaria de tinajas, que probablemente pudo funcionar como marcador de tumba. Por la disposición y postura de tales difuntos se tiene la impresión de una recreación de las actividades que desarrollaron en vida.

Continuarán investigando

El director del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan, Jhon Juárez Urbina, indicó que espera que se pueda ampliar más adelante el área de excavación. Los arqueólogos sostienen que nos encontramos ante un nuevo cementerio Chimú. «A estos contextos funerarios se suman 20 individuos adicionales, documentados en el año 2020, lo que a la fecha fácilmente supera la cifra de 40 individuos, cuyos restos se depositaron en el sector sur de Utzh An», dijo.

Actualmente, el proyecto Utzh An lleva su cuarto mes de ejecución, iniciando labores el 21 de julio y teniendo como fecha de cierre el 17 de diciembre, cuando se vienen desarrollando actividades de investigación arqueológica y conservación con la participación de 48 colaboradores entre profesionales, técnicos y auxiliares. El presupuesto asignado para la temporada 2021 supera a los 629 mil soles.

En esta cuarta temporada, los investigadores del Ministerio de Cultura focalizan su labor en la conservación del muro perimetral de 380 metros de largo y corresponde a Utzh An el más grande de los nueve conjuntos amurallados de Chan Chan.

En el 2018 se registró en este conjunto amurallado, el hallazgo de 19 esculturas de madera antropomorfas. Además de un corredor decorado con relieves de barro que se destacó por la prestigiosa revista National Geographic e incluidos en su lista de los 10 hallazgos arqueológicos extraordinarios del 2018.