El presidente del partido Alianza para el Progreso (APP) dio algunas declaraciones hace unos días, cuando le preguntaron sobre la inscripción de Martin Vizcarra al congreso.

El dueño de la Universidad César Vallejo (UCV) se mostró indignado cuando Martín Vizcarra anunció su candidatura al Congreso por Somos Perú. El líder de APP mencionó que los peruanos están cansados de tener congresistas denunciados por corruptos y coimeros, aduciendo que sus integrantes de su partido son “puros” y sin ningún problema con la justicia; sin embargo, lo que él no quiere reconocer es que sus candidatos tienen sentencias y investigaciones por la justicia.

Por ejemplo, su hermano Humberto Acuña, quien está sentenciado por corrupción, y que ahora está como presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso. Ese sonado caso no pasa desapercibido por la población.

Es más, su hijo Richard Acuña, congresista disuelto, está procesado junto a su hermana por el caso de fraude y falsedad por unos terrenos de Trujillo. Por último, el congresista Luis Valdez, quien es considerado como su “hijo político”, tiene 52 investigaciones abiertas cuando era gobernador de La Libertad.

En conclusión, el polémico «plata como cancha», al parecer, no quiere reconocer quienes integran su bancada, lo cual se deduce que vive en una situación totalmente distinta a su agrupación, ya que según él tiene el partido limpio y libre de corrupción.