Desde el 28 de mayo, en la playa de Buenos Aires, se han registrado fuertes oleajes que
afectan a las viviendas de los pobladores a pesar del rompeolas puesto frente a
sus casas.

Según declaraciones de los vecinos, el mar, a horas de la madrugada, sobrepasa el
rompeolas llegando hasta una cuadra de distancia. Esto ha generado que las
viviendas de los habitantes de Buenos Aires se deterioren por la alta humedad.
Sin mencionar los constantes golpes del mar contra el rompeolas durante la
noche que genera pánico entre los pobladores.

Recordemos que este fuerte fenómeno se le atribuye al molón de Salaverry, una estructura
de piedra hecha para evitar que las corrientes marinas asienten la arena cerca
del puerto, pero que, en el proceso, perjudica a otras playas de la región.

Cabe recalcar, que no es la primera vez que se presencia este fenómeno. En el 2015
se realizó una manifestación para solicitar el desmonte del molón de Salaverry.
No obstante, la situación no ha cambiado desde tal fecha y cada año se sigue perdiendo
espacio en las playas producto de la erosión costera.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.