La ciruela de huesito, llamada de manera científica como Spondias purpurea, es un fruto muy conocido en la región, debido a que en los valles de Virú, Moche y Chicama se cultiva. Además, porque anualmente en el distrito de Virú se festeja la feria de la ciruela.

El distrito de Virú produce más de 30 mil toneladas al año de este fruto, por ello, su cosecha se ha convertido en una celebración. Según una nota informativa de la Gerencia Regional de Agricultura, la ciruela tiene dos variedades: amarilla y roja.

Además, se reconoce que este tipo de ciruela contiene vitamina C y vitamina E, es decir, es rica en antioxidantes. También nos proporciona hierro, magnesio, calcio, potasio, sodio y otros. Estas sustancias permiten que al consumirla tenga un efecto laxante, mejorando el funcionamiento de nuestro sistema digestivo.

Entre los beneficios del consumo de ciruela están: reducción de riesgos cardiovasculares y cerebrovasculares, prevención de cáncer y enfermedades degenerativas. A ello se le suma que reduce los niveles de colesterol y que contiene una fibra que produce saciedad.